Descubriendo el casco histórico de La Arboleda

Descubriendo el casco histórico de La Arboleda

 

Situada en la zona alta de Trapagaran, La Arboleda es una de las zonas mineras más importantes de Euskadi. Rodeado por los montes de Triano, el casco histórico de este barrio cuenta con una estructura y arquitectura que evidencia la intensa actividad minera que marcó la vida de sus habitantes. Calificado como Conjunto Monumental en 2003, el poblado minero de La Arboleda, posee un encanto antiguo que ha sabido adaptarse a los tiempos modernos sin perder su esencia.

El pequeño núcleo urbano está presidido por su plaza central en la que se encuentran varios puntos interesantes del lugar. Aquí se ubica, por ejemplo, la iglesia dedicada a la advocación de Maria Magdalena. Igualmente podemos ver el kiosko de música. Las pequeñas y estrechas calles que encontramos crean una estructura de red en el casco histórico. La Arboleda, uno de los poblados mineros mejor conservados de Europa y cuna del movimiento obrero vizcaíno, nos ofrece guiños a su pasado minero con monumentos como el del barrenador.

Aunque a día de hoy cuente con alrededor de 500 habitantes, en su día albergó a miles de trabajadores de la industria de la mina. Fundado en 1877, el barrio creció en poco tiempo de forma considerable debido a la gran demanda de vivienda por parte de los mineros que llegaban de todo el estado.  Décadas después, este pequeño barrio de Trapagaran del siglo XIX continúa contando con un casco antiguo que nos deja entrever su pasado minero. Y es que, la zona ha logrado conservar tres tipos de casas de la época.

La escasez de vivienda obligo a realizar construcciones rápidas, por ello, las primeras edificaciones fueron casas de madera y barracones situados al pie de la mina. Al visitar la zona podemos ver este tipo de viviendas, sin embargo, el modelo ha incorporado modificaciones en la estructura, los materiales de construcción, y su distribución interior. Más tarde, debido a la consolidación del poblado y la ausencia de mínimas condiciones higiénicas y el hacinamiento, los barracones fueron sustituidos por edificaciones de piedra. A su vez se construyeron casas de iniciativa empresarial como las construidas por la compañía Orconera Iron One. Estas son grupos de casas bifamiliares adosadas que forman hileras distribuidas irregularmente. Algunas de estas casas continúan albergando a los actuales residentes del barrio.

A media hora del Gran Bilbao, este espacio ofrece una excelente oportunidad para el relax y el disfrute. Conocer el casco histórico de La Arboleda es una buena opción para pasar el día en familia o con los amigos de manera tranquila y animada. Una vez de aprender sobre su historia minera, recomendamos pasar a la calle principal, llena de restaurantes y bares que ofrecen lo mejor de la gastronomía Trapagarandarra y la oportunidad de probar su famoso plato estrella: la alubiada.

¡ Empápate de la historia de La Arboleda!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.