El funicular de Larreineta: una original manera de conocer nuestro entorno

Foto portada: Estación de La Escontrilla

El funicular de Larreineta: una original manera de conocer nuestro entorno

Con sus más de 90 años, el funicular de Larreineta constituye uno de los mayores atractivos turísticos de Trapagaran. Este medio de transporte, logra unir la parte baja de la localidad con el barrio de Larreineta y también acerca a La Arboleda a todos los excursionistas y visitantes.

Asimismo, éste es un símbolo de identidad para el valle ya que refleja su historia minera. Y es que, antiguamente el municipio no disponía de una buena comunicación con los barrios mineros situados en la zona alta de los Montes de Triano, fuente de la industria siderúrgica de Vizcaya. Los trabajadores de las minerías accedían a las mismas  a través de un acceso de pronunciada pendiente y numerosas curvas que los obligaba a invertir hora y media en la subida.

Con el objetivo de mejorar el acceso a la montañosa zona minera y transportar mercancías de forma más fácil, la Diputación Foral de Vizcaya se hizo cargo de la construcción del funicular de 1.200 metros de longitud solucionando el acceso entre San Salvador del Valle, como era conocido en la época, y el poblado minero de La Arboleda. De esta forma, el 24 de septiembre de 1926 se inauguró el funicular de Larreineta.

Una vez desprovista de su función de ayuda a los mineros, el funicular se ha reciclado y hoy en día provee a los vecinos de un servicio público diario de transporte rápido y seguro además de ser un atractivo turístico para los visitantes. Desde su estación en la parte baja del municipio, en La Escontrilla, se accede a la parada de Larreineta en la zona superior. Ambas estaciones atrapan las mirada de los turistas con su precioso  estilo arquitectónico Neo vasco. Tal es el renombre y el valor del funicular, que en julio de 2014 fue declarado Bien de Interés Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental, por representar la identidad de la comunidad minera.

La ascensión en funicular dura alrededor de 10 minutos pudiendo disfrutar de una panorámica de montañas, zonas mineras y espectaculares lagos. Desde ahí, la mirada alcanza a ver parte del Gran Bilbao con vistas de Portugalete, Getxo, Sopela, Santurtzi o Sestao entre otros. Sin duda, una manera original de conocer nuestro entorno desde las alturas.

Una vez arriba, los visitantes pueden optar por coger el autobús gratuito que los acercará a la Arboleda o dar un breve paseo hasta llegar al barrio donde podrán realizar diferentes excursiones.

¡Acércate a conocer el funicular y disfruta de las maravillosas vistas que ofrece el trayecto!

Argazkia: Alberto Fernández 

Leave a Reply

Your email address will not be published.